No todas las empresas llegan a considerar relevante el contar con la papelería corporativa. Razón por la cual muchas veces cometen el error de dejarlo a un lado