Multiple de escape de los coches

 

El múltiple de escape es un dispositivo que cumple con un importante papel en el sistema de escape del coche, aunque también es común en camiones. Cada una de sus bocas va conectada a los orificios de escape que tiene la culata del motor, lo que, con ayuda de las juntas, impide que los gases tóxicos resultantes no penetren en el habitáculo del vehículo y perjudiquen a los ocupantes.

Detectar fallas en un múltiple de escape

Pese a que dicho componente suele ser muy resistente por naturaleza, aún es propenso a presentar ciertas fallas, las cuales pueden ocasionar problemas de manejabilidad al momento de un inconveniente. Generalmente un colector de escape malo o con desperfectos, es el que inicia dando el alerta de que algo no anda bien, entre los síntomas de daños están:

Escape ruidoso: crea demasiadas emisiones, y cuando el colector de escape presenta grietas, tiene fugas o se rompe, ocasiona una fuga que hace demasiado ruido. El coche produce una especie de golpeteo o silbido en el vano del motor; y, a medida que aumenta la velocidad, el volumen del estruendo también.

Disminución de la potencia y la eficacia del combustible: los daños en el colector lo llevan a bajar el rendimiento del motor de forma muy negativa. Si la potencia disminuye, junto con ella se van sus cualidades, como la aceleración; y dichos problemas interfieren con la correcta quema del combustible.

Comportamiento del motor con olor a quemado: ocurre cuando el desperfecto del colector se presenta en el escudo térmico o hay fugas; si se genera demasiado calor, los componente plásticos y eléctricos cerca de él podrían sufrir daños. Dichos elementos son los causantes del olor a quemado, y, en ocasiones, es posible que emanen humo y que traigan más fallas. Por ello, lo mejor es hacerle una revisión al  sentir ese olor característico.

El colector de escape, aun siendo una pieza construida para ser tan robusta y resistente, es muy proclive a averiarse por el exceso de estrés o presión constante que le exige su función. Ante la duda de inconvenientes de algún tipo con dicho dispositivo, acuda a un taller o técnico profesional para una inspección.

Dejar pasar este tipo de fallas sin atender, puede suscitar una factura difícil de afrontar; estaría expuesto a algún accidente que comprometa no solo la vida de su vehículo, sino también la integridad física de otros y la suya misma. Si llega hasta ese extremo es mejor vender coche siniestrado, así se libra de varias reparaciones y es más seguro para usted y para los demás.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *