Cuando saber si es un buen momento para comprar una casa


Si hablamos hoy en día de adquirir un piso o una casa se ha convertido en un tema tabú que no es fácil encajar entre conversaciones de fin de semana. La dinámica, qué duda cabe, ha cambiado radicalmente. Si hace cinco años raro era el momento en el que no se exponían tipos de interés, suelos hipotecarios y otros términos bancarios, la delicada situación por la que atraviesa el mercado inmobiliario en España ha desterrado este tema de conversación de los corrillos y reuniones informales.

Sin embargo, los analistas financieros y los economistas tienen clara la cuestión: es un buen momento para comprar una vivienda, sobre todo antes de que finalice este año de 2012 y se apliquen nuevas tasas. Sin embargo, esta acción no debe hacerse a la ligera o sin tomar precauciones. Invertir en una casa o en un piso nos tiene que hacer reflexionar en profundidad e ir cumpliendo algunos trámites que, con toda seguridad, nos permitirán llegar a buen puerto. Veamos algunos de ellos.

Si eres de los pocos afortunados que puede disponer de dinero para comprar una casa (no como objeto de inversión sino como elemento necesario para la creación de un hogar) no lo dudes: hazlo. Y no te cierres ninguna puerta.

Consulta y habla con aquellos particulares que tienen en venta sus viviendas, pero ten en cuenta que las certezas que te ofrecen las empresas profesionales dedicadas a la compra venta de pisos y casas son muy extensas. Si quieres saber más o estás interesado en buscar la más cercana a ti, tienes un recurso excelente en Internet para buscar la inmobiliaria que más se ajuste a tu perfil.

Regatea y ofrece tu precio. Si tú quieres comprar el que te está enseñando la casa quiere vender. Es bueno llegar a un acuerdo beneficioso para los dos, puesto que no debes escudarte en una situación de privilegio para exigir rebajas imposibles. Negocia pero con sentido común.

A la hora de contratar la hipoteca con el banco, y aunque es un consejo que ya sabemos, lee toda la letra, incluso la del membrete. Es cierto que está muy bajo y que los tipos de interés son poco gravosos, pero desde la entidad bancaria van a intentar que firmemos cláusulas suelo y otros tipos de condiciones ventajosas para el banco o la caja.

Reafírmate en tu posición y rechaza estas imposiciones, ten en cuenta que otras entidades de crédito están buscando clientes y pueden ofrecerte ventajas más que interesantes, así que no te quedes con la primera opción: sigue buscando. Al final encontrarás lo que quieres, a buen precio y en condiciones muy ventajosas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *